Así lucía Seseña esta semana

page

 

La última semana del otoño hemos podido comprobar desde nuestra ventana y a través del termómetro que nos sirve de referencia cómo hemos pasado de tener  unas temperaturas cálidas que aún nos acompañaban la semana anterior, a temperaturas muy próximas a 0ºC a primera hora de la mañana y temperaturas que no sobrepasaban los 20ºC a última hora.

Los valores referenciales los tomamos antes de las 9:15 h. y las 14:00 h. de la tarde, antes de marcharnos a casa. Tan solo disponemos de un termómetro para realizar nuestras mediciones y una cámara fotográfica para mostrar las imágenes. Ya estamos muy organizados y cada día de la semana nos acercamos hasta nuestra ventana para realizar nuestro pequeño proyecto. Los objetivos que nos hemos marcado no son muy ambiciosos. De momento ir registrando los datos para poder contrastarlos con lo que AEMET haya registrado en el mismo tiempo en años anteriores en nuestro municipio, Seseña.

También iremos recordando o conociendo refranes que relacionen el tiempo con las condiciones meteorológicas diarias o con la estación propia del año. Sabemos que, por ejemplo, hace  tres años ya habíamos disfrutado en la primera semana de diciembre de las primeras nevadas en el patio del colegio. También sabemos que las lluvias no han sido muy abundantes hasta ahora.

Y por último conoceremos la predicción de otros medios o herramientas más antiguas, o no tanto, como el calendario zaragozano o las cabañuelas.

En las imágenes dejamos los cielos de esta semana pasada. Esperando la nieve.

Registro primera semana de diciembre

A la espera de resultados definitivos, así lucía Seseña la primera semana de diciembre

Primera semana de diciembre.

Primera semana de diciembre.

Ensayando:

https://public.tableausoftware.com/views/Book2_9138/Sheet4?:embed=y&:display_count=no

Registros climáticos AEMET

Banco Nacional de Datos Climatológicos.

La actual Agencia Estatal de Meteorología AEMET recoge el legado de las instituciones que la precedieron y mantiene y actualiza diariamente el Banco Nacional de Datos Climatológicos, en el que se almacenan las series históricas de las observaciones climatológicas atmosféricas realizadas en España, algunas de más de 150 años de antigüedad. El estudio de tendencias, extremos y variabilidad climática se realiza a partir de estas observaciones tras aplicar controles de calidad y técnicas estadísticas que detectan y corrigen las posibles faltas de homogeneidad y permiten el relleno de las lagunas existentes.

Sala del Banco Nacional de Datos Climatológicos a principios de los años 70

A lo largo del siglo XVIII comenzó a organizarse en España la obtención de datos relacionados con el clima, por su importancia para la navegación marítima y la agricultura. El dato más antiguo registrado en el Banco Nacional de Datos Climatológico es el de la precipitación mensual  de enero de 1805 medida en el Real Observatorio Astronómico de San Fernando (Cádiz), cuyo valor fue de 125l/m  2 . El Banco Nacional de Datos Climatológicos almacena en la actualidad registros de observaciones de precipitación y temperatura  del siglo XIX procedentes de cerca de 50 estaciones españolas.

Clima_registrosclimaticos_fig2

Jardín meteorológico de la sede del antiguo Instituto Central Meteorológico en el parque del Retiro a comienzos del siglo XX

El Banco Nacional de Datos Climatológicos ha ido evolucionando en el transcurso del tiempo, haciendo uso de sucesivos avances técnicos e informáticos. En la actualidad, su función va más allá de un simple archivo, habiéndose convertido en una herramienta indispensable para la vigilancia del clima, así como para el desarrollo de importantes proyectos y estudios.  Entre los cambios experimentados en los últimos años, cabe destacar la puesta en marcha de una nueva base de datos Oracle y de un entorno informático para gestionar y explotar la información climatológica. En el año 2009, se puso en funcionamiento una nueva base de datos con frecuencia diezminutal en la que se registran los datos de más de 700 estaciones automáticas, lo que permite ofrecer información de las variables meteorológicas en tiempo casi real. Todo ello ha repercutido en una mejora de los procedimientos de captura y de control de calidad de los datos, al tiempo que en una disminución en los tiempos de disponibilidad de los mismos. Asimismo, se ha ampliado considerablemente el catálogo de productos, que además se obtienen de forma más rápida y dinámica y se han mejorado considerablemente las posibilidades de intercambio de información.

http://www.aemet.es/es/idi/clima/registros_climaticos

acoruna1

En este año de 2014 se cumple un siglo de la realización del primer sondeo con globo piloto en la ciudad de A Coruña.

Se llevó a cabo el día 7 de mayo de 1914 en las instalaciones del Pabellón Oceanográfico del puerto coruñés. En realidad, en esa jornada se hicieron dos lanzamientos. El primero, efectuado hacia las once de la mañana (en la imagen adjunta se pueden ver los resultados de este sondeo), debió servir de ensayo para el que tuvo lugar a primera hora de la tarde de ese mismo día, con presencia de numerosas autoridades y en el que fue el propio alcalde coruñés, Javier Ozores, el encargado de soltar el correspondiente globo. Un acto que podemos considerar como la inauguración oficial del observatorio meteorológico de A Coruña y también como el inicio de la meteorología profesional en Galicia, con personal procedente de las primeras promociones de funcionarios del servicio meteorológico nacional de la época; antecesor de la actual AEMET.

La localización geográfica de A Coruña explica el interés existente desde finales del siglo XIX por contar con medidas meteorológicas tan completas como fuera posible en la ciudad. Hasta la inauguración del nuevo observatorio los registros se habían llevado a cabo en el instituto de enseñanza media y durante algunos años se mantuvieron las dos estaciones funcionando simultáneamente: la nueva en el puerto, la antigua en el instituto de la Plaza de Pontevedra. Sin embargo, las condiciones que reunía el observatorio del instituto no eran las más adecuadas y las nuevas instalaciones, junto con la incorporación de meteorólogos profesionales, se tradujeron enseguida en un aumento de los parámetros observados y de la calidad de los registros.

Sin embargo, la sede del Pabellón Oceanográfico era provisional y seguía pendiente la búsqueda de una localización definitiva para el observatorio. Después de numerosas vicisitudes se decide construir finalmente el nuevo edificio en la Ciudad Jardín, a donde se traslada el observatorio el día 16 de septiembre de 1930 (ver fotografía adjunta de los años 50) y donde continúa en la actualidad, compartiendo instalaciones con las dependencias de la Delegación Territorial de AEMET en Galicia.

acoruna2

Fuente: El Observador, publicación de AEMET, julio-agosto 2014 Nº 94
http://www.aemet.es/es/conocermas/elobservador

http://www.slideshare.net/guriarte00/revista-aemetpdfcrdownload

Adeac también promueve banderas azules y nos lo cuentan aquí:

Las playas valencianas y catalanas son las que más banderas azules han logrado
14 may 2014

Después de las gallegas, las playas valencianas y catalanas son las que más banderas azules han logrado, aunque no son muchas más que el año pasado. Sí mejoran claramente Baleares, con veintitrés banderas más, y Murcia con siete más. Según estos distintivos que da la Asociación de Educación Ambiental y la Organización Mundial de Turismo, Baleares cuenta con playas a las que se puede acceder mejor y que están vigiladas por socorristas. Murcia gana también por tener ahora más playas y más puertos, con agua de mejor calidad y que cumplen con la legislación ambiental.

5º encuentro de Ecoescuelas en “El Borril”

Galería de imágenes:

https://www.flickr.com/photos/79174359@N08/sets/72157644727109873/

Preciosas imágenes que hace menos de una semana nos dejaban las quintas jornadas educativas de la Diputación de Toledo “Ecoescuelas en el aula de la naturaleza de “El Borril”. Quién nos diría a nosotros que por aquel curso 2012, cuando comenzamos a replantearnos adherirnos a este programa de Agenda 21 local el cuál no trata solamente de certificar a los centros educativos con el símbolo de la Bandera Verde a través de ADEAC, porque también y principalmente, tal como se puso de relevancia durante toda la jornada del pasado viernes, tanto desde colegios como de institutos y algunas otras organizaciones ecologistas como “Ecoescuelas de Leganés” con las que pudimos compartir nuestras experiencias fomentamos el conocimiento, el respeto y la sostenibilidad de nuestro entorno y de los espacios naturales que forman el planeta.
A través de la galería de imágenes podemos observar la cantidad de recursos que se expusieron en los stands de lo que podríamos denominar una ecoferia. Creatividad, ingenio, reutilización y sobre todo sensación bastante evidente de trabajo en equipo donde TODOS los miembros de las distintas comunidades educativas tienen cabida. Una participación que viene reflejada también en la nueva normativa que estamos a puntito de estrenar dentro de pocas semanas y desde la que se nos invita como necesidad a generar la convicción de que el sistema educativo reconoce especialmente la contribución a la mejora del entorno. Pero la biodiversidad no se queda de momento como letras en papel impreso, poniendo de relieve también a otras instituciones como el ayuntamiento, en nuestro caso, cuya colaboración en el proyecto hemos de agradecer o a la Consejería y los Servicios Periféricos de Educación de Toledo que, junto con el Centro Regional de Formación del Profesorado quisieron poner en un segundo plano los actos protocolarios y acercarse a escuchar todas las propuestas y experiencias que los alumnos y alumnas de cada centro habían estado trabajando durante tanto tiempo.
Y ¡qué cantidad de experiencias maravillosas!. Encontramos al profe Óliver que junto con su equipo del colegio de Magán se han atrevido a experimentar desde primaria con un #arduino muy particular, mitad imagen, mitad sonido, mitad mecánica, con su proyecto “Música solar 2.0”. Aprendimos de los compañeros de Navahermosa y su árbol singular -el alcornoque- del que pudimos descubrir los paisajes corcheros. Conocimos el CEIP “San Francisco” de los Navalmorales, que generosamente nos cedieron un poco más de espacio para desplegar nuestros pósters. Con “Ceip Santa Catalina” del Real de San Vicente descubrimos cómo la magia de la imagen plasmada en multitud de actividades pueden servir para inspirarnos en próximos encuentros. También hablamos con las maestras del colegio de Madridejos, que nos trajeron hasta El Borril un pedacito de su navidad, maquetas inspiradas en edificios emblemáticos de la ciudad de Toledo que conforman un belén confeccionado con material reutilizado. Cobisa y su colegio “Cardenal Tavera” nos ofrecieron un mensaje muy importante “El agua es vida, cuidémosla”. Nos encontramos con nuestros vecinos, representantes del colegio de Esquivias, con un artilugio francamente creativo con el que se puede observar de forma trasparente y concreta el ciclo del agua. También con el colegio de Pantoja que nos dieron una buena lección: “nunca hay que tirar la toalla” y por eso ellos han conseguido para su cole la bandera verde, en esta ocasión. Nos reencontramos con amigos de la universidad como las compañeras de Palomeque, lo cual significa que el trabajo duro que ahora os parece que estáis haciendo los futuros profesores y profesoras que ahora estáis inmersos en vuestro proceso formativo algún día se verá compensado con experiencias como esta. No terminamos de ver bien las placas solares que portaban los compañeros del instituto de Recas pero nos pareció un proyecto interesantísimo. Y un sinfín de experiencias que darían prácticamente para un monográfico. Nos colamos en nuestro antiguo instituto “La Universidad Laboral” quienes siguen con su misma trayectoria hacia la formación y educación de los alumnos como personas poniendo de relevancia que no solo las nuevas tecnologías son importantes en la educación para la vida. Y estuvimos en frente de la Puebla de Almoradiel, que con su sencillez y concreción dejaron muy claro a través de su exposición cuál es el mensaje principal de todo esto.
“No estáis solos, todos trabajamos por los mismos ideales y por los mismos objetivos de sostenibilidad”. Este es el mensaje con el que desde Ecoescuelas de Leganés quienes no olvidaron, junto con los representantes de la Diputación de Toledo que la AGRICULTURA es un ámbito de estudio tan importante como cualquier otro en el cuidado y la conservación del medio.
Echamos en falta quizá la presencia de profesionales que, indirectamente relacionados con la educación, trabajan y se juegan su vida por el cuidado del medio ambiente día a día , -tan cerca pero tan lejos-
Una maravilla de experiencia. El Borril verdaderamente es una auténtica JOYA al alcance de todos los toledanos y toledanas que quieran acercarse a la naturaleza Y desde el CEIP Gabriel Uriarte de Seseña tenemos que agradecer tanto al equipo directivo, maestros y maestras (también de otros años) y a las familias que han aportado tiempo, esfuerzo y mucha dedicación a sacar este proyecto hacia adelante.

DSCN0270

 buena